Los espacios oníricos de Valeria Mata consiguen levantarte los pies del suelo. Su trabajo y la atmósfera que lo envuelve genera un placer visual que despierta las ganas de quedarte a vivir en sus paisajes, de tocar las densas nubes rosas que lo protagonizan o de darte un baño en las aguas iluminadas por la luz de un atardecer eterno. 

Silvia, conocida como Valeria Mata, se alza como la nueva joven promesa del diseño 3D. A esta artista tinerfeña proveniente del mundo de la moda (trabajó varios años como visual merchandising, escaparatista e interiorista comercial) la pandemia le dio el tiempo y el espacio para poder introducirse de lleno en lo que verdaderamente le apasiona: el mundo del 3D. Autodidacta, invirtió infinidad de horas en aprendizaje de trucos, técnicas y conceptos con un único objetivo: poder dedicarse profesionalmente a ello. Dicho y hecho, su primer encargo vino de la mano del estudio de publicidad londinense Electrify360 con quien expuso cuatro obras en una exhibición digital que el periódico internacional británico Financial Times ofrece a sus lectores cada año. 

Salimos un rato del mundo real para acompañar a Valeria Mata en un paseo por su distópico planeta tridimensional. 

Editora: Bego Martín
¿Cuál fue tu primer contacto con el 3D y por qué empezaste a interesarte por este ámbito artístico?

Mi primer contacto con el 3D fue cuando vivía en Barcelona. Sentía la necesidad de encontrar algo relacionado con el arte. Toda la ciudad de Barcelona es arte; cada calle, rincón, restaurante, museo, personas…Todo es arte y gracias a ese estímulo pude descubrir algo verdaderamente apasionante para mí.

¿Cómo definirías tu trabajo?

Me gusta la palabra “provocar” y me gusta el significado que tiene. Creo que lo definiría provocador en el buen sentido de la palabra, es decir, lo que intento transmitir con mi trabajo es que puedas evadirte a un mundo surreal. Que cierres los ojos como lo hago yo y que tomes asiento en un espacio con un cielo de color rosa, que te rodees de nubes, de esferas con estructuras pero que a su vez tengan vegetación, que estés rodeada de mar, de montañas, que te encuentres en lo alto de un edifico sin miedo…Que provoque en ti la necesidad de querer escaparte conmigo en mis viajes, y que todo lo que te rodee sea placentero.

Tu obra evoca paisajes de mundos surrealistas de densas nubes rosas y luces de atardecer…háblame del mundo de Valeria Mata ¿De donde nacen tus ideas?

Mis ideas creo que nacen cuando logro callar mi mente, nacen a raíz del hábito de la meditación, de poder tener la habilidad de cerrar los ojos e imaginarme un entorno o una composición gracias a la calma. He aprendido a estimular mi imaginación con sonidos, con luces o colores. Me inspiro mucho con la arquitectura bajo mi realidad, es decir, intento darle la vuelta a un lugar convencional, plasmar algo surreal y estéticamente bonito, siempre con la necesidad de hacer que el entorno sea favorable para mi mente.

Se podría decir que las nubes son un elemento recurrente en tu obra. ¿Que significa este símbolo para ti? 

Me parecen preciosas, representan algo muy importante, quizás lo relaciono con mi personalidad; desde muy pequeña mis padres me decían que “estaba en las nubes” ya que fácilmente podía desconectar de cualquier situación, conversación o reunión, lo que sea (risas). En mis trabajos lo represento como algo con poder, con fuerza, capaz de envolver una bola que simule el sol, un edificio o simplemente como algo que te de ganas de tocarlo por la densidad.

¿Qué ciudades te inspiran?

Barcelona como te decía me inspiró muchísimo. Mi plan perfecto en mi vida en esa gran ciudad era hacer un recorrido por todas las galerías, museos y exposiciones, nutrirme de cualquier idea, de cualquier concepto, cualquier cosa. Disfrutaba mucho y creo que a día de hoy me aportó más de lo que en su momento pude imaginar.

Londres me inspiró también, pero viví poco tiempo ahí. Eso sí, repetí el mismo patrón; escogía un día a la semana para descubrir más sobre mi misma y sobre el arte. Con el tiempo me di cuenta de que me estaba nutriendo mentalmente a pesar de que no realizaba ningún trabajo artístico.

Tu obra tiene mucho de arquitectura. Hablamos sobre tu interés por este ámbito. ¿Qué otros campos artísticos, movimientos o corrientes te interesan?

Me fascina el surrealismo y como no, su máximo exponente Dalí. Admiro esa gran capacidad mental a la hora de desarrollar una obra. Intento transportar mi mente hacia ese momento y analizar en sus obras de qué manera pudo inspirarse. Admiro cada composición y cada combinación de color, cada trazo de lápiz o saber qué se esconde detrás de esa obra.

A nivel estético me encanta el Art Decó; su arquitectura, los colores, la geometría, los detalles de cada edificio…me inspiro mucho en ellos.

¿Cuál es la historia detrás de tus obras? ¿Cómo es el proceso creativo desde el principio hasta el final?

Mi proceso creativo empieza con una sensación. Enciendo el ordenador, preparo el estudio siempre acompañado de una luz cálida y escojo un elemento principal. Ese elemento será el pilar y en base a eso voy añadiendo otros. Voy improvisando. No hago bocetos, no soy buena dibujante, solo me dejo llevar por mi estado de ánimo. Me considero altamente sensible y con la capacidad de plasmar un sentimiento decorado con fantasía.

Hablemos sobre tus colaboraciones con otros/as artistas, como Lisa Odette. ¿Cómo surgen, como funcionan y de qué manera te enriquecen?

Mis colaboraciones hasta ahora han sido pocas. Me encantan y se aprende muchísimo, pero el mundo 3D es tan complejo y sacrificado que suele ser difícil tener tiempo para desarrollar la idea y llevarla a cabo teniendo trabajos aparte.

Para mí la colaboración con Lisa Odette ha sido maravillosa, creo que conectamos desde el primer momento y ambas nos admiramos muchísimo. Me encanta sus obras, su estética y la visión que tiene relacionada con el arte.

Nos conocimos gracias al mundo NFT y quisimos colaborar. Yo le propuse un espacio que tenía y le pedí si quería adaptar a una de sus chicas en mi mundo y el resultado fue algo en conjunto muy especial, femenino y con bastante admiración.

Tengo otro referente que para mí es importante y me ha servido de mucho aprendizaje y apoyo. Ella es Aitana Basquiat, sus obras son increíbles, llenas de personalidad y con un gusto estético admirable, creo que tiene la habilidad de desarrollar cualquier fantasía que pueda imaginar.

Con ambas he aprendido mucho, es increíble poder compartir ideas, fantasías y llevarlas a cabo. A nivel personal y profesional es necesario y enriquecedor y si son artistas que admiras mucho más.

¿Qué es lo que más y lo que menos disfrutas de la creación 3D?

Lo que más disfruto es cuando logro expresar la idea que tengo, sentir la inspiración, esa sensación para cualquier artista es indescriptible.

Lo que menos disfruto es sentir la sensación de bloqueo. Eso hace que me sienta muy frustrada y que no tenga inspiración. Eso realmente me da pánico…

¿Cuál sería tu encargo soñado? ¿Para qué cliente te encantaría trabajar?

Mi encargo soñado…creo que por ahora no tengo ninguno. Es decir, mi sueño es vivir de mis trabajos y que mis obras puedan ser usadas para cualquier proyecto. Me gusta mucho la moda y la música y cualquier encargo relacionado con este tema sería un sueño. De hecho, los hago y me gustan mucho, pero si tuviese que realizar una obra para el ámbito del deporte, por ejemplo, también sería un sueño ya que el cliente quiere viajar conmigo a mi mundo. Así que el encargo soñado sería cualquier cliente que quiera fantasear y exponer su producto en un espacio creado por mí. 

¿En qué proyectos estás trabajando últimamente?

Mi último trabajo ha sido para la exhibición climatológica que se celebra cada año para el periódico inglés Financial Times.

Estoy ahora intentando adentrarme en el mundo NFT y poder seguir comercializando mi trabajo. Realizo ilustraciones para colectivos musicales, cantantes y proyectos relacionados con el arte, entre ellos el interiorismo.

¿Hacia dónde crees que se dirige el 3D en España?

Hacía todo. El 3D ya es algo fundamental en nuestras vidas, gracias a ello podemos crear cualquier cosa que se nos ocurra. El 3D te da libertad de expresión, te invita a fantasear, te hace libre. Lo tenemos en la TV, catálogos, anuncios, lo tenemos en objetos previamente impresos en máquinas. El 3D te permite visualizar la realidad antes de vivirla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here