Cordobés de nacimiento y afincado en Mallorca desde muy joven, Sebastián Linares se ha formado en escuelas tanto en Los Ángeles como en New York, lleva más de veinte años de trayectoria como bailarín y ahora mismo está eclipsando las redes con sus challenge y coreografías virales que no se le resisten a nadie.

Sebastián consigue, desde la pasión, el trabajo y la experiencia componer coreografías llenas de vitalidad, emoción y frescura. Para él, el éxito no es la fama, es cumplir tus sueños, es trabajar día a día en dar lo mejor de ti mismo y participar en un proyecto como The Jungle Battle hace que sea patente el motivo por el cual empezó a bailar. Apoyando a un movimiento que ha nacido como algo más que una competición y que quiere ser un movimiento a favor de la Danza y crear una plataforma de apoyo a escuelas y bailarines.

Autor: Stella Sitjà

Eres bailarín, coreógrafo, director de tu propia escuela… ¿qué te aporta cada una de tus facetas? ¿qué te queda por hacer?

Realmente para mí ser bailarín para mí es una faceta súper importante en nuestra profesión ya que tienes que estar en constante crecimiento, tomar clases, aprender diferentes estilos, entrenar duro. Ser coreógrafo me aporta muchísimo por que puedo llegar a imaginarme miles de figuras, líneas y plasmarlos en el cuerpo, también cuando me llaman para coreografía videoclips me  da vida ya que puedo trabajar  con el artista directamente y plasmar lo que se imagina. Ser director de escuela es muy gratificante pero a la vez es muy difícil, me encanta ver como los chicos que yo he formado durante estos años estén haciéndolo con la nueva generación, ver que mi escuela a conseguido muchos objetivos en tan poco tiempo me llena de luz. Me queda por hacer muchas cosas, pero me encantaría coreografía una gira internacional. 

¿Cómo has vivido la situación de la pandemia tanto como bailarín como director de una escuela de baile?

La verdad no lo he llevado tan bien como creía, lo mas doloroso es saber que hay gente que dejara de bailar por que no tienen dinero en casa, saber que muchos jóvenes con talento tendrán que esperar meses hasta que se recuperen en casa económicamente para volver a la escuela me entristece, nos hemos quedado sin dos temporadas de competición y nos dolió mucho no sacar a la luz los trabajos que teníamos. Económicamente casi tengo que cerrar la escuela ya que no tenia ingresos, pero más rabia me da que si he tenido que pagar todo sin poder trabajar. 

¿Cómo se sufre más en una competición siendo bailarín, como coreógrafo viendo a tu compañía en el escenario o como ahora que vas a ser miembro del jurado y qué recomendación darías a los bailarines que quieran formar parte de JUNGLE BATTLE?

Yo creo que se pasa peor siendo bailarin, ya que tienes que estar pensando en no equivocarte encima de un escenario, sobre todo por que tienes que aguantar 3 minutos a full. Mi recomendación seria pisa fuerte, hagáis lo que hagáis pisa fuerte el escenario el tiempo pasa rápido y te das cuenta de que has bailado pero no disfrutaste, y sobre todo hazlo con uñas y dientes

¿Qué se te pasó por la cabeza cuando The Jungle Battle te propuso participar en el proyecto?

¡Pense wow! Mi primer formato online siendo jurado, una experiencia nueva que hay que disfrutar y sobre todo apoyar.

¿Crees que iniciativas como The Jungle Battle pueden romper los esquemas de las competiciones como las conocíamos hasta ahora? Y lo más importante, crees que puede devolver la ilusión en este contexto?

Yo creo que por ahora los campeonatos podrían ser online, hasta que la cosa mejore y que se pueda disfrutar hasta un cierto punto. Pero para mi punto de vista los campeonatos presenciales te dan la vida, creo que puede llegar a devolver la ilusión por competir. 

Después de tantos meses sin poder tomar clases, con las escuelas cerradas, y la moral muy tocada ¿cómo crees que estará el nivel y las ganas de los participantes en The Jungle Battle?

Conozco muy bien el nivel de España y creo que va a estar muy muy alto. Ya que la gente ha esperado algo así durante muchísimo tiempo.

El año atípico que hemos vivido y seguimos viviendo ha hecho que todo lo digital venga pisando fuerte, lo que hace más probable que The Jungle Battle haya llegado para quedarse. ¿Cómo ves tú la diferencia entre lo digital, las retransmisiones, y la intensidad de lo presencial? ¿Qué tan importante es el cambio en los hábitos de consumo de las nuevas generaciones?

Para mi un campeonato digital es mucho más frio, no puedes acabar de ver y  sentir el calor de un bailarín, no sé como expresarlo pero no es igual que cuando ves un campeonato presencial, el publico es la clave de todo. Los gritos, los ánimos de los familiares y compañeros, los abrazos antes de salir a bailar, y sobre todo el estar encima de un escenario y ver que tienes un publico entregado es otra sensación que no se consigue con lo digital.

¿Era necesaria una plataforma así para las escuelas? ¿Crees que ha conseguido que a pesar de la distancia y de la situación haya un sentimiento de comunidad o aún queda camino que recorrer?

Yo creo que si que era necesario algo así pero sobre todo por que esto puede ser el principio de algo muy grande, esto puede seguir devolviendo mucha esperanza sobre todo a la gente que pensaban que ya no se podría competir más, aunque hay un largo camino aun. 

¿Porque debería la gente apuntarse a The Jungle Battle?

Porque creo que el volver a empezar a crear piezas para un competición hace que vuelvas a ponerte en forma pero en todos los aspectos y que tengas nuevos objetivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here