Para abrir esta primera edición de TAGMAG hemos querido traer a un artista que rompe todos los esquemas de la cultura urbana. Los rompe por su tremenda juventud, por su sabiduría de calle y por su gigante talento. Un talento que le coloca como candidato a ser el rey de la música del futuro.
Hablamos de Trueno, el aka de Mateo Palacios Corazzina. Natural del bonaerense barrio de La Boca, en Argentina, Trueno reventó todos los esquemas del hip-hop en su país hasta convertirse en el rey del freestyle, haciendo historia cuando fue coronado por la Batalla de Gallos de RedBull. Su evolución ha sido meteórica desde entonces, ampliándose y llegando mucho más allá del rap que vio nacer a la estrella que es hoy en día.
Poco tiempo ha pasado y Trueno ya es un nombre que suena en todos los rincones del mundo. Ahora se presenta, como nosotros, en España, como un auténtico titán de la cultura urbana. Un nombre que va a resonar en nuestros oídos y nuestras playlists durante muchos años. Encabezando el primer número de TAGMAG, les traemos una historia de juventud, humildad y rimas. Les traemos la historia de Trueno…
Autor: Eduardo P. Waasdorp @epwaasdorp
Fotografía: Santiago Ropero @santiagoropero
Styling: Cucchi Pagani @cucchipagani

¡Muy buenas, Mateo! Es un gran placer contar contigo para la primera portada de TAGMAG. Empecemos por preguntarte, ¿Cómo está siendo 2021 para ti? Especialmente después de un año tan complicado para el mundo de las artes como 2020…
Creo que en todos los países fue algo muy impactante, un giro inesperado para todos. Personalmente, el 2020 para mí fue un gran año, de mucho movimiento, un año diferente a todos los que veníamos viviendo. Sacamos el disco “Atrevido” y aunque el mundo se haya parado, nosotros seguimos apostando por él. Ahora en 2021, si Dios quiere, las cosas estarán más suaves y apenas podamos volver a la normalidad, tenemos muchas bombas preparadas para romperlo. Me encantaría lo antes posible ir a Europa, poder hacer el tour de ‘Atrevido’,  me encantaría viajar por otros países. Tenemos muchos shows pendientes y muchas ganas, así que me muero de ganas por disfrutar con la gente, poder abrazarnos y que todo vuelva a ser como antes.
He leído que creciste con el hip-hop de los 2000 en adelante. Además, tu padre es un conocido rapero, MC Peligro, por lo que imagino que llevas escuchando hip-hop desde casi antes de nacer. ¿Cuáles fueron tus primeras influencias en el mundo del hip-hop?
Como siempre digo, con mi padre aprendí mucho, porque viví sus inicios y su carrera como rapero desde niño. Él había estado en bandas de hardcore, había hecho música ya y se inició en el movimiento de la cultura urbana que existe aquí en Argentina mucho antes de que yo naciera. El proyecto del hip-hop lo comenzó cuando yo nací y viví el proceso de escribir las letras, lo veía ensayando o despierto hasta las 5 de la mañana escribiendo con los auriculares… Yo todo aquello lo vivía, y también cuando venían los amigos a ensayar lo vivía, cuando iban a tocar lo veía… He vivido todo su proceso. Además recuerdo escuchar la música que ponía mi padre, y entre ellos estaban Daddy Yankee, de España escuchaba a Violadores del Verso o Kase O…

Tener el apoyo de tus padres desde el principio, sin duda, ha sido una de las claves de tu carrera. Muchos chicos jóvenes, especialmente gente humilde como tú, todavía se enfrentan al escepticismo de su familia al querer dedicarse a las artes… ¿Cómo se podría cambiar esta situación?
Yo creo que las generaciones van cambiando y la gente también. Creo que los que pertenecen a la generación anterior a la nuestra, están empezando a entenderlo todo de otra manera. Nuestra generación es distinta a las anteriores y creo que la música o cualquier otro sueño que tenga un hijo, para cualquier padre racional, lo normal es que le brinde felicidad. Creo que la clave está en algo tan fácil como apoyar a tu hijo en lo que le haga feliz y también enseñarle cosas buenas. Mi padre siempre me enseño que el camino era la música, pero también a caminar por la calle y no involucrarme, y me enseñó a ser un hombre. Yo, tome el camino que tome, el estará ahí. Cuando yo quise jugar al fútbol, sabía que estaría ahí, o si quería hacer otro estilo de música. Él nunca me obligó a nada, yo elegí esto porque lo llevaba en las venas.
Vienes del barrio de La Boca, en Buenos Aires. ¿Cómo fue crecer allí? ¿Qué te enseñó tu barrio?
Para mí mi barrio es hermoso. Una de las cosas que mas agradezco es ser de donde soy y aprender lo que aprendí de allí. La gente que conozco de allí, la vida que hay allí…es un barrio tan barrio. La Boca es un barrio en el que, si tú paseas por él, pero no eres de allí, la gente lo sabe porque nos conocemos entre todos. Es un barrio muy cerrado porque mantiene esa esencia desde hace tiempo. La gente que es humilde, que es lo que significa ser de barrio, no siempre significa la escasez de recursos, sino la actitud de compartir. Ahora, pese a la situación que estoy viviendo ahora, camino por La Boca y me siento uno más, conozco a todos y puedo caminar tranquilo. Es un barrio lleno de cultura y de historia y le recomiendo a la gente, cuando se les brinde la oportunidad de viajar, que lo visiten porque merece la pena.
Tu vienes del mundo del freestyle, de los torneos A Cara de Perro Zoo Junior, con 14 años, y de ahí llegaste a ser campeón de la Batalla de Gallos o la FMS. Argentina ha dado freestylers muy importantes… además de ti, Obie One, Tata, Wos o DToke, quien tuvo una rivalidad muy intensa con uno de nuestros freestylers más destacados, Arkano… ¿Cómo es la cultura del freestyle en argentina? Sin duda, sois gente con mucha labia y mordacidad…
En Argentina se ha desarrollado un tipo de freestyle único. Pienso que el estilo de cada uno es muy individual; están bien asignados los personajes y la forma de hacer de cada uno. Aquí en argentina muy pocos se parecen entre sí y no puedes comparar a dos freestylers porque siento que todos son muy diferentes. Eso tiene mucho que ver con la realidad de las personas, con mostrarte como realmente eres y creo que eso debería pasar en todos los casos y que todos deberían hacer. Me encanta y celebro esto porque ver las batallas de aquí, de Argentina, es un espectáculo.

Hay que tener un don para poder improvisar como lo haces tú, pero además tienes un léxico extenso como pocos dentro del circuito… ¿Cómo hace un freestyler para cultivar ese vocabulario tan extenso? ¿Algún truco?
No hacía nada, de hecho no tengo un léxico muy rebuscado. Trataba de divertirme, iba a disfrutar y a improvisar música. Yo soy pasional, de vivir el momento.
El año pasado te retiraste definitivamente de las batallas de freestyle… sin embargo, ¿te ves continuando con otro rol, como juez o mentor de nuevos talentos?
Sí, me encantaría. También me gustaría que vuelva el público a las batallas de freestyle y presentarme en alguna tipo exhibición, con algún compañero argentino o con algún compañero internacional. Estoy esperando a que todo esto vuelva, igualmente para los shows, para revivir esa sensación tan buena. Me encantaría ser juez, reencontrarme con mis compañeros y volver al público que me acompañó en las batallas.
Tu beatmaker principal es Bizarrap… ¿Cómo es trabajar con él? ¿Cómo conseguiste tener esa compenetración?
Creo que existe una conexión que funciona por la buena relación que tienes con la otra persona. Bizarrap es un atrevido, con un talento impresionante, y yo también me considero atrevido y creo que está en eso, en juntarnos y caernos bien y hacer música. Él ya de por sí tiene un talento que es solamente suyo y que por lo que todo el mundo ve, funciona con toda la gente con la que él decide trabajar. Yo me siento muy cómodo con él y disfrutamos mucho. También colabora con mi productor Tatool y se entienden muy bien y podemos trabajar juntos. Todo lo que hacemos lo hacemos por amor a la música y ahí se ve el resultado.
Tú eres, primeramente, MC, cantante… ¿Qué buscas en un beatmaker? ¿Te gustaría hacer tu propia producción musical en algún momento?
Por ejemplo, cuando yo conocí a Tatool, lo conocí a través de mi productor artístico Taiel. Él nos presentó y me aseguró que era una apuesta segura, a pesar de no estar produciendo mucho por aquel entonces. Confié en él y cuando nos conocimos, conectamos al 100%. Empezamos a hacer música, viajamos, e incluso nos encerramos en una cabaña a crear música y así salió “Atrevido”. Entendí que habíamos conectado muy fuerte y ahí le elegí como productor. Él es mi productor principal, pero también colaboramos con Bizarrap y con otros productores, y vamos buscando a los productores en base a lo que tenemos nosotros en mente, según nuestras necesidades. 

¿Y te atreves con la producción?
Estoy intentando producir yo también (risas), me he comprado un equipo.
¿Cuál sería tu dream collab? Algún MC o beatmaker con el que soñases poder hacer un track…
Mira, un beatmaker con el que me encantaría poder escucharme sería Dr. Dre, aunque está retirado ya, pero para mí sería todo un sueño. Por otro lado, algún artista con el que me gustaría colaborar sería Kendrick Lamar, pero eso es más bien un sueño. También te digo que estamos trabajando con gente de la industria de la música de España, porque me gusta estar pendiente del panorama que hay allí, por la diversidad de artistas. Voy a intentar conectar con alguien de allí, porque a mí lo que me gusta es poder conocer a los artistas en persona y que surja esa conexión para poder colaborar juntos, para que tenga un significado. Para mí la escena española tiene mucho potencial y si se llega a juntar con Argentina puede temblar el mundo.
De una de tus collabs más sonadas, ‘Mamichula’, con Nicki Nicole, es una de las más sonadas. ¿Cómo es trabajar con ella, quien además entiendo que es tu pareja?
Trabajar con ella fue súper bien. Nos conocimos trabajando y fui yo quien le propuse hacer la canción para mi disco. Ella siempre estuvo dispuesta, nos juntamos y todo fluyó súper bien y terminamos siendo pareja. Ahora nos acompañamos cada uno en la carrera del otro, nos aconsejamos y nos apoyamos en el otro. Es algo súper bueno porque somos adolescentes-adultos, lo estamos viviendo en el mismo momento y está genial poder estar el uno para el otro. Es una artista muy talentosa y tiene un futuro muy prometedor, y más allá de ser su novio y de sentir esa admiración hacia ella, tengo esa admiración artística por ella.
De hecho, Argentina está dando una generación súper fuerte de artistas de música urbana, como Nicki, Bizarrap, Cazzu, Nathy Peluso, Khea, aparte de tí… ¿Cómo explicas que surja una generación tan prolífica en el mundo del hip hop y el arte urbano? ¿Qué pasó en Argentina para que esto fuera posible?
Hubo una explosión súper grande por el post batallas de freestyle sobre la música. Todos los compañeros empezaron a pisar muy fuerte y apareció el género del trap. La gente está entendiendo cada vez más de donde viene el trap, empiezan a respetar de dónde surge el hip-hop y respetar las raíces de todo y eso me pone muy contento porque no me considero otra cosa que no sea hi-hop. Me divierto haciendo cualquier estilo pero mis habilidades son de rapero. Y volviendo a Nicki o a otros artistas que aparecen, la gente los confunde porque no saben si son traperos, pop… pero son hip-hop.
Has tenido el respaldo de sellos discográficos como NEUEN desde el principio… ¿Cómo se forja la relación con ellos? ¿Qué te ha aportado?
Yo soy artista individual, por lo que no tengo un contrato con nadie. NEUEN me asesora en todo lo que significa un buen trabajo. Somos mas bien socios. Para mí es de valorar el hecho de que yo hago mi propia música, yo me encargo de mis propios proyectos, yo invierto en mi música y apuesto por ella. Se que en algún momento eso tiene que cambiar, pero por ahora estamos centrados en hacer música y en nuevos proyectos para los próximos años.
El año pasado también sacaste tu álbum debut, ‘Atrevido’… Un álbum en el que muestras perfectamente todos los registros que eres capaz de manejar dentro del hip-hop. Sorprende por lo tremendamente joven que eres, que tengas todas esas influencias. ¿Cuánto tiempo tardaste en idear el concepto detrás de este disco y llevarlo a cabo?
El concepto fue apareciendo solo porque el concepto era lo que yo estaba viviendo en ese momento y lo que venían significando las batallas de freestyle y la madurez que estaba adquiriendo. ‘Atrevido’ es La Boca, es el camino que hice hasta llegar hasta aquí. Tardamos unos meses, más de seis. Empezamos a finales de 2019 y lo sacamos a mediados de 2020. Trabajamos mucho en él, muy estresados, pero salió un disco pero que perdurará en el tiempo, representándonos.
De ese disco, ha habido muchos destacados, sin embargo a mi el que más me gustó fue Background, que vino con un video muy interesante en el que acabas haciéndote el harakiri… Ese track viene con mucha influencia del East Coast americano, del hip-hop de principios de los 2000. ¿Cuáles son tus influencias ahora? ¿Qué inspira tu creatividad en la actualidad?
El próximo disco aun no tiene nombre, pero va a contener colaboraciones muy interesantes, como por ejemplo con Duki. Este disco representa el post ‘Atrevido’, habla de la vida que tengo ahora, mi nueva etapa. Es un disco muy diferente al anterior y creo que la gente no está muy al tanto de lo que va a salir y no se lo espera. Estoy ansioso y si por mi fuera lo sacaba a la luz ya. ‘Panamá’ es el primer adelanto para que la gente vaya entendiendo cómo va a ser, pero hay de todo en este disco. Tenemos pensado sumergirnos todo este año en este segundo disco.
Ahora con ‘Panamá’ y el próximo disco vas a presentar una nueva cara que, por lo que sabemos, va a separarse un poco de lo que estábamos acostumbrados a oír por tu parte. ¿Por qué esta nueva avenida creativa?
Yo tengo un problema que es que cuando me siento realizado en algo, necesito pasar a otra cosa, soy muy ambicioso. Estoy haciendo un disco y ya estoy pensando en el siguiente, o estoy siempre pensando en crear. Cuando siento que he terminado algo, lo respeto y trato de pasar a la siguiente etapa. Me pasó con las batallas de freestyle y ahora me pasó con ‘Atrevido’. Simplemente, voy dejando fluir las nuevas etapas, los nuevos momentos y trato de plasmarlos en las canciones.
Siempre has dicho que quieres ser el nombre del hip-hop en Argentina, que es tu objetivo. ¿Sientes que los vas consiguiendo? ¿O que ya lo has conseguido?
Falta mucho para ser el nombre del hip-hop en Argentina y siento que siempre va a faltar, que nunca me voy a conformar y eso me alegra porque eso te hace luchar. Para mi es muy difícil pensar que puedo ser la cara de algo o que gracias a mí suceda algo. Vendrán generaciones, artistas y talentos futuros que lo cambiarán todo, por eso para mí lo importante es el momento en el que la gente te puede escuchar y en el que te encuentras. Quiero sembrar mis ideales, lo que pienso, las injusticias que siento sobre mi barrio, las injusticias que pienso sobre la sociedad, lo que me gusta o lo que no, y dejar un buen mensaje, que es lo que más me interesa: un mensaje positivo para la siguiente generación, para los próximos que vengan lo hagan con ganas.
Es complicado decir que no lo has conseguido teniendo millones de reproducciones en muchas plataformas. Sé que es un tema al que sueles restarle importancia, pero con tu influencia has conseguido llegar a muchos sitios. ¿Cuáles son los objetivos que te marcas en el futuro?
Para mí, eso de los seguidores es un plus que se da cuando estas haciendo las cosas bien y feliz. En mi mente no cabe ser el mas famoso o el que más premios ganó, no es sinceramente lo que me interesa. Yo lo que quiero descubrir es mi música lo máximo posible y llevarla hasta donde ella quiera llegar, porque eso es algo que yo no puedo controlar. Siento que aun me queda un largo camino musical y que tengo muchas  cosas que aprender y muchas cosas por las que tengo que pasar, y todo lo que pase como consecuencia de eso, será bienvenido, sin importar si es bueno o malo. Seguiré creando, conociéndome y creciendo, respetando las nuevas etapas y los nuevos discos.
¿Qué va a quedar del Trueno que todos conocemos en este nuevo trabajo?
El disco tiene un aire tropical y cálido, y aunque “Panamá” es un tema alegre, dentro del disco hay temas de protesta también y temas para romper los esquemas, no tiene un sonido establecido. A mí me gusta explorar y explotar los caprichos que tengo; si quiero sacar una cumbia lo haré. Sigue siendo una versión diferente de mí, como muchas otras que hay, y una versión distinta de mi personalidad.
¿Qué otras cosas tienes preparadas para este 2021?
A parte de darle un poco de hype al tema de “Panamá”, iremos enseñando poco a poco partes del nuevo disco. Se viene una nueva etapa, en la que nos vamos cada vez más lejos de La Boca, aunque Trueno la lleve siempre por dentro.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here